Sobre el “monitoreo” del gobierno de Chile

No se que les extraña. Un montón de marcas comerciales han hecho estudios de tendencias, estudios de mercado y otros instrumentos de marketing desde hace mucho tiempo.

La información que cada persona publica es de perogrullo decir que es Pública. Por otra parte, por muy “privado” que sea mi perfil de tal o cual “red social” no siempre es tan así. Cada vez que un “amigo” puede leer un comentario, eventualmente puede replicarlo (ejemplo, los “retwits” no-nativos o las citas).

En Facebook por ejemplo, uno puede tener un perfil hermético, hasta que el usuario le da a “Me Gusta” en una fanpage, ahí cualquier comentario depende de la fanpage, lógicamente. Peor aun cuando el usuario le da a “Me Gusta” en una página externa a facebook, ahí es llegar y llevar “quien hizo click”. En ese sentido, estar de acuerdo con una frase en un sitio satélite de facebook (páginas para generar enlaces con “frases”), o un comentario en un blog con widgets de facebook integrados, son datos Públicos.

Por lo tanto de invasión a la privacidad tiene poco y nada.

La empresa que contrató el Gobierno de Chile justamente se dedica a analizar esta data pública, lo cual está dentro de todas las normativas legales. Quizás cabe preguntarse cual es el límite de la público y lo privado en cuanto a información personal, si se usó o no con mi consentimiento tal o cual dato. No es lo mismo que “todos sepan” que me gusta tal marca de bebida a que “todos sepan” mi número de teléfono, aun cuando alguno incluso no tienen ninguna reserva en publicar la dirección de su casa o incluso en que horarios está presente o ausente de esta.

Por otro lado, cualquier comentario (a favor o en contra) ya sea de una marca o de un organismo estatal, está amparado por la libertad de expresión. En ningún caso se podría permitir que esta información se utilice para reprimir o censurar. Aun cuando la información de comentarios se pueda “geolocalizar”, no le veo mayor problema. Geolocalizar comentarios podría ayudar a análisis más precisos, por ejemplo “en que ciudades se habla más de tal tema”, lo cual ayudaría mucho a atender con mayor celeridad los asuntos regionales.

Los únicos 2 puntos que me parecen controvertidos son:

  • ¿Estamos de acuerdo con que el gobierno gaste (invierta?) fondos públicos en este tipo de servicio?
  • Si el presidente dice “no me guío por ninguna encuesta”, entones ¿por qué la vocera afirma que con esto buscan “escuchar a la gente”? ¿por qué le interesaría al gobierno saber de análisis de tendencias? Para mi en lo personal demuestra una incongruencia entre el gobierno y la figura del presidente.

Fuentes:

 

Un pensamiento en “Sobre el “monitoreo” del gobierno de Chile”

  1. primera vez que me dan ganas de responde algo que hayas publicado, en realidad me da risa ver como informáticos (del departamento y de a fuera) consideran esto como un ataque a las privacidad (quien mas que nosotros para saber que si te registraste en una pagina todo puede ser utilizable?).

    con respecto a las preguntas, porque no invertir esa plata para realizar ese estudio, si tienen que perderla reparando los desmanes creados por las mismas protestas? es mejor usar esa plata en ver lo que dicen en las redes sociales que escuchar lo que dicen los vidrios rotos o los neumáticos quemados.

    por la segunda: es fácil. el presidente lo único que hace es ser la cara de un país, el “representante físico” de una entidad llamado gobierno. por lo que el dice no necesariamente representa al 100% del gobierno. puede que existan algunos que si les importan los datos, cifras y estimaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *