Triple Boot en un equipo Macbook

Es posible instalar Windows y Linux (u otro sistema operativo) en equipos Macbook, y aunque no es un proceso trivial, realizarlo es relativamente simple si se realizan los pasos al pie de la letra. ¿Para que quiero un triple-boot? razones al final del post.
Primero, los condimentos:
  • El disco de MacOSX, que por lo general (siempre) viene con el equipo. Sino, un disco vacío o un pendrive. Es necesario para guardar el soporte de hardware (drivers) del equipo para Windows, sino no funciona nada.
  • Un disco (y licencia?) de Windows en su sabor favorito. De preferencia, 64 bits.
  • Un disco de su distro preferida de Linux, en mi caso usé Ubuntu 64 bits.
  • Descargar rEFIt.

Algo importante del proceso es que es necesario pasar por alto el uso del Asistente Boot Camp. Lo único que podríamos querer usar del Asistente Boot Camp es la creación de un disco/pendrive con el soporte para windows (lo cual se puede obviar si tenemos el disco de MacOSX porque tiene lo mismo). Así que en definitiva podemos prescindir del Asistente. Mejor dicho, si es posible… NO USARLO.

Además, cabe señalar que el proceso, de no realizarse bien o presentarse un inconveniente, podría potencialmente destruir los datos del equipo, por lo tanto: RESPALDAR lo importante y poner atención a los pasos.

Por algunas razones que no sabía, falle los primeros intentos, pero luego investigando en algunos foros, si con la razón. Esas razones las dejo al final para no aburrir al que no sea tan curioso.

Los pasos para realizar la instalación

  • Primero, arrancar en MacOSX, el unico sistema en la máquina.
  • Instalar rEFIt. En mi caso, la instalación requirió ejecutar manualmente los comandos que la misma página da para poder activarlo. Lo que rEFIt (dicho de una manera muy simple) es agregar un «menú» en el boot de MacOSX, sin alterar la partición EFI. También se puede instalar rEFIt en la partición EFI pero no es necesario, incluso los mismos desarrolladores no lo recomiendan.
  • Reiniciar y comprobar que aparece el menú de rEFIt.

Luego que tenemos el menú instalado, pasaremos al siguiente conjunto de pasos, el particionamiento. La idea es instalar 3 Sistemas Operativos y mantener una partición para compartir Documentos entre los 3 sistemas. Por el momento, esta partición la dejé como NTFS, porque es el único tipo que he encontrado que soporta archivos grandes y cuenta con algún soporte para lectura/escritura en los 3 sistemas.

Otro detalle importante, es posible que luego de todo esto, no se puedan redimensionar las particiones facilmente, por lo tanto, es necesario pensar bien los tamaños que se le daran a las particiones, considerando cuando requiere el software que le queramos instalar en cada sistema.

  • Arrancar en MacOSX.
  • Ir a Aplicaciones -> Utilidades -> Utilidad de Discos
  • Seleccionamos nuestro disco duro y escogemos la opción Particiones.
  • Abajo a la izquierda aparecen 2 botones [+] [-]. Con el botón [+] podemos añadir particiones. Crear 4. La partición EFI no es visible acá, pero en el fondo tendríamos en realidad 5 particiones. Por ahora da lo mismo el formato, pero recomendaría que todas sean creadas de tipo ExFAT.
  • El esquema debe quedar con esta forma, en el mismo orden. No olvidar etiquetar las particiones para facilitar las instalaciones:
    • MacOSX, tipo «Mac OS Plus (con registro)», (tamaño? yo deje 120gb, no se si es mucho o poco).
    • Documentos, tipo ExFAT, (tamaño… por definir, debería ser «el resto» del tamaño que quede despues de definirle el tamaño a las otras)
    • Windows, tipo ExFAT (lo dejé en 50gb dado mis requerimientos del software)
    • Linux, tipo ExFAT (le di 16gb).

Reitero que es importante el orden de estas particiones. El tipo da lo mismo por ahora, cada instalación puede formatear las particiones según el tipo que sea necesario.

Ahora las instalaciones, deben ejecutarse del siguiente modo. Cada vez que queramos arrancar desde un CD/DVD, hay que mantener presionada la tecla [C] apenas se enciende la máquina:

  • Insertar el disco de Windows, arrancar e instalarlo.
    • Durante la instalación, seleccionar la partición etiquetada para Windows, formatearla como NTFS.
    • También aprovechar de formatear como NTFS la partición e instalar ahí.
    • La partición para
    • Cuando finalmente tengamos el escritorio andando, expulsar el disco de Windows (desde Mi-PC -> click derecho sobre la unidad -> Expulsar).
    • Insertar el disco de OSX o pendrive con el soporte para windows (drivers del mac). No importa que el instalador diga que está instalando Boot Camp, esto solo afectará a windows.
    • Reiniciar las veces que sea necesario y expulsar el disco de OSX.
  • Insertar el disco de la distribución Linux escogida.
    • Ejecutar el instalador.
    • En el paso del particionamiento/montaje, realizarlo manualmente.
      • La partición de Documentos, montarla como /documentos (por ejemplo).
      • La partición de Windows (si se desea), montarla como /windows (por ejemplo).
      • La última partición para Linux, es más conveniente eliminarla, dejarla como espacio libre y crear 2 particiones: una para el sistema y una swap de 1gb a lo menos (el instalador de oracle requiere 1gb de swap).
      • Montar la partición /
      • IMPORTANTE: ¡seleccionar que grub se instale en la partición de Documentos! Este es el truco que permite el triple-boot.
    • Finalizar instalación y reiniciar.
  • Luego aparecerán automáticamente los sistemas en el menú de rEFIt. Probar los 3 para corroborar que no hay problemas.

En mi caso, mi única queja es que el hardware es muy nuevo y no está soportado por los drivers de Linux, así que no me queda otra que esperar (y reportarlo?).

Finalmente, para habilitar la partición de documentos en los 3 sistemas, no hace falta mucha ciencia:

  • Windows la reconoce en forma nativa.
  • Distros como Ubuntu traen soporte lectura-escritura. Sino, es posible instalarlo con ntfs-3g.
  • En MacOSX hay diversos modos de obtener soporte lectura-escritura en NTFS. Uno gratuito que estoy probando sin ningún problema es SL-NTFS.

¿Para que quiero triple-boot?

O dicho de otra manera, para que quiero 3 Sistemas Operativos en el equipo. Los puristas macqueros dirán que OSX es superior y da lo mismo cualquier otro sistema. Esta es mi primera vez con MacOSX, por lo tanto no le tengo ningún cariño irracional en particular.

Por otro lado, me interesa bastante el Desarrollo de Software, por lo tanto, es una oportunidad magnífica poder testear en un mismo equipo las mismas fuentes, pero en 3 Sistemas Operativos diferentes. Siempre que las aplicaciones son multiplataforma les da valor agregado.

Además, aun cuando la mayoría de mis necesidades están cubiertas por software multiplataforma, siempre hay una o 2 aplicaciones que simplemente no lo son. No hay itunes en linux, no hay Internet Explorer 9 en MacOSX, el software de mi teléfono es solo para Windows y un largo etc…

Una manera de sortear esto, por lo general, consiste en utilizar virtualización dado el caso. No descarto usar virtualización, pero ¿que tal si deseo desarrollar algo que requiera recursos más específicos de la máquina? ¿que tal si deseo probar y medir el rendimiento de alguna característica, no sería mejor en el ambiente nativo?

Por eso decidí instalar triple-boot, sin perjuicio de utilizar máquinas virtuales de vez en cuando. Al final, esto significa sacarle provecho a la plataforma, aprovechando que es Intel.

 

Razones de porque no es trivial la instalación

Estaba a acostumbrado al esquema de particionamiento clásico de un PC con MBR, que permite solo 4 particiones primarias, y si quisiera más, debo reemplazar una primaria por una extendida con particiones lógicas dentro. Además ninguna distribución GNU/Linux se hace problemas por instalarse en particiones primarias o lógicas.
En equipos Mac, se usa un esquema diferente (EFI/GPT) que aun no comprendo del todo, pero en resumidas cuentas, pasa por alto esa limitación. El problema es que eso solo es transparente para MacOSX, por lo cual podemos hacer n-particiones en la Utilidad de Discos de MacOSX y utilizarlas, pero Windows y posiblemente algunas distribuciones linux son incapaces de montar las particiones más allá de la número 4.
Para un triple-boot (MacOSX + Windows + Linux) más una partición compartida para Documentos, se requieren 4 particiones a lo menos, pero el sistema EFI ya ocupa una pequeña partición, por lo tanto al menos necesitaremos 5 y es esto lo que ocasiona problemas. Por ejemplo, no poder instalar alguno de los sistemas operativos, o no poder usar la partición dedicada a los documentos compartidos.
Finalmente, conseguí encontrar un pequeño truco que si lo permite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.