Neutralidad Tecnológica se ve amenazada en Chile.

Para quienes no están enterados de este tema, lo primero que debo decirles es que es de común interés para todos, no solo para quienes estamos más cerca del mundo de la tecnología.

Hoy en día vivimos en el futuro que nos contaban cuando niños, ya no es una minoría la que tiene acceso a la tecnología, la conectividad a internet a aumentado en forma masiva, tanto que hoy es un medio de comunicación de alta convocatoria, no así antaño.

Es por todo esto que el tema de la Neutralidad Tecnológica toma una importancia mayor.

Para ponerlo en palabras simples voy a dar ejemplos:

  • Pagamos un sobreprecio exagerado por conexiones a Internet de menor calidad, respecto a muchos países. ¿Hay neutralidad?
  • Quienes adquieren equipos nuevos están obligados a pagar licencia por un Sistema Operativo que tal vez no voy a usar. ¿Hay neutralidad?
  • Cuando quiero compartir mi trabajo en forma de un documento, pero mi software no es compatible con el del destinatario porque el formato no es un estándar abierto. ¿Hay neutralidad?
  • Cuando necesitamos (si, necesitar) navegar una página web que solo funciona en 1 navegador. ¿Hay Neutralidad?

Bueno ahora que se entienden los problemas, de lleno a la noticia.

Hace poco, se dio a conocer que el Congreso Nacional aprobó en la Cámara de Diputados un Proyecto de Acuerdo que promueve el uso de estándares y software libre en diversas reparticiones estatales.

Ahora apareció en el Mercurio un reportaje donde se hablaba de la ACTI y la «amenaza a la Neutralidad Tecnológica». En tal reportaje se hablaba que el acuerdo en el congreso violaría tratado internacionales sobre la neutralidad tecnológica, y que iría CONTRA la tendencia mundial en la materia.

Curioso, cuando en la actualidad llegan noticias de una gran diversidad de países que se están pasando a estándares abiertos y software libre.

Espero que sea un «error» y no una mentira camuflada en un medio. Está claro que el único interés amenazado por la iniciativa es el de los monopolistas basados en estándares tecnológicos cerrados. La industria en el último tiempo a demostrado que el software libre puede ser tan rentable y lucrativo como las tecnologías propietarias cerradas. Es más, incluso abarata enormemente los costos.

Pero todavía hay quienes ven en el cambio un supuesto «costo mayor», dado que se debería re-aprender y re-entrenar a los usuarios para que ocupen otro software. Pero es obvio que este tipo de gente se quedó en la era de piedra del software libre, quizás aun creen que para hacer una tarea cotidiana tan simple como redactar un documento es necesario levantar comandos por consola, siendo que es lo mismo que se conoce en la actualidad, simplemente abrir el documento con un par de clicks.

También leí el argumento de que «Neutralidad» significa poder escoger, y en ese caso, si a mi me parecía mejor una tecnología cerrada, tengo todo el derecho a ocuparla. Cierto, se tiene derecho a ESCOGER ocupar un recurso propietario, pero no a que me lo impongan.

Pero por sobre todo, MI OPINIÓ PERSONAL, es que todos debemos tener derecho a la interoperabilidad, a la misma calidad al mismo precio, y como usuario poder acceder a los mismos contenidos sin importar que plataforma estoy ocupando.

Fuente: FayerWayer

Un comentario sobre “Neutralidad Tecnológica se ve amenazada en Chile.”

  1. Estoy totalmente de acuerdo.

    Yo pienso que los formatos tendrían que ser libres, así un documento sería compatible con todo el mundo.

    A partir de esto, los diferentes programas (libres o propietarios) si diferenciarian en el modo de usarlo, la facilidad, las opciones, etc… y no en el formato de archivo.

    Lo malo es que esto generaría problemas como que sería muy dificil incorporar nuevas funcionalidades que requirieran la modificación del formato de archivo, ya que habría que usar un formato mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.